Preloader
Make visible the invisible #breatheclean #joinairtales

¿Cómo se contamina el aire en interiores? Estas son las principales fuentes contaminantes

Cuando hablamos de la contaminación del aire hay ciertas imágenes que nos vienen a la mente de forma automática. Carreteras llenas de vehículos, calles del interior de nuestras ciudades donde los atascos son continuados, grandes zonas industriales emitiendo gases veinticuatro horas al día… No cabe duda de que nuestros sistemas de transporte y la actividad industrial generan una importante polución.

Sin embargo, hay otras imágenes que no resultan tan evidentes para la mayoría de las personas. Nos referimos a cómo se contamina el aire en interiores, generando espacios cerrados entre dos y cinco veces más viciados que los lugares abiertos. ¿Te resulta sorprendente este dato? Pues la Organización Mundial de la Salud señala que, cada año, casi cuatro millones de muertes prematuras tienen su origen en la exposición al aire interior contaminado, provocadas por accidentes cerebrovasculares, cardiopatías isquémicas, neumopatías obstructivas crónicas y cáncer de pulmón.

Qué entendemos por calidad del aire interior

Los datos que acabamos de citar sorprenden a muchas personas porque, por lo general, pensamos que nuestra calidad del aire interior es buena. Pero… ¿qué significa realmente este término? Para empezar, es importante tener en cuenta que el concepto de calidad del aire interior se refiere a los ambientes no industriales.

Bajo esta premisa, cuando utilizamos el término lo hacemos para referirnos al aire en el interior de nuestros hogares, oficinas, bares y restaurantes, centros educativos, tiendas… En los últimos años este concepto ha ganado relevancia al asociarse al llamado “síndrome del edificio enfermo”, del que hablamos hace unas semanas.

Está cada vez más demostrado que mejorar la calidad del aire interior va en beneficio de nuestra salud. Según la Agencia Europea de Medio ambiente las infecciones agudas del tracto respiratorio inferior atribuibles a la contaminación del aire interior explican casi el cinco por ciento de las muertes. Teniendo en cuenta que pasamos cerca del ochenta por ciento de nuestro tiempo en espacios cerrados, esto debería darnos que pensar.

Qué fuentes producen la contaminación del aire en interiores

Debido a todo lo anterior, resulta importante que seamos capaces de determinar cuál es el origen de la contaminación del aire en aquellos espacios en los que pasamos más tiempo a lo largo de nuestro día a día. En este sentido, el estudio “Calidad del aire interior” elaborado por el Observatorio de Salud y Medio Ambiente de Andalucía (OSMAN) señala diversas fuentes.

Por un lado este informe habla de una serie de fuentes primarias que generan contaminación en interiores por su mera presencia, así como por el uso que hacemos de ellas. Algunos ejemplos serían ciertos combustibles; el consumo de tabaco; los bioefluentes que emiten las mascotas; pinturas, barnices o pegamentos… Incluso ciertos materiales de construcción y compuestos (maderas aglomeradas, asbestos…), así como productos químicos de uso común (herbicidas, plaguicidas…) estarían en este apartado.

A estas fuentes primarias de contaminación habría que sumarle otras secundarias, según el estudio del OSMAN. En este caso estaríamos hablando de procesos químicos que transforman los contaminantes emitidos por fuentes primarias dando lugar a otros nuevos como productos de oxidación, partículas… Toda una “química interior” que puede darse tanto en una fase gaseosa como sobre superficies en nuestros hogares, oficinas, etc.

Cómo detectar y disminuir estos contaminantes del aire en interiores

Como puedes ver, las fuentes que provocan contaminación en espacios cerrados en los que pasamos buena parte de nuestra jornada son bastante comunes. Por eso se hace tremendamente importante conocer, y sobre todo detectar, los principales contaminantes del aire. Y a esto te podemos ayudar con AIRTALES.

El objetivo que nos hemos marcado desde AIRTALES es el de ayudarte a descubrir el nivel de calidad del aire que respiras. Para ello nuestro dispositivo cuenta con sensores muy potentes, capaces de detectar partículas hasta veinte veces más pequeñas que un grano de arena. Esto nos permite saber si estamos respirando gases que pueden alterar el cuerpo a nivel molecular, afectando a nuestra salud.

Y no sólo eso. En AIRTALES no queremos quedarnos simplemente en la medición de estos contaminantes. Por eso vamos un paso más allá y, utilizando una app móvil visual y sencilla, te recomendamos acciones que te ayudarán a mejorar la calidad del aire que respiras.

Con todo ello, tendrás en tu mano la información y las medidas necesarias para disminuir la contaminación del aire en aquellos interiores en los que pasas más tiempo. ¡Haz de tu hogar y oficina un lugar seguro con AIRTALES!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Language