Preloader
Make visible the invisible #breatheclean #joinairtales

8 hábitos ecológicos para educar a nuestros hijos.

Educar a nuestros hijos es el gran reto al que nos enfrentamos las personas en una determinada etapa de nuestra vida. ¿Serán felices?¿Les estoy inculcando buenos valores? ¿Cómo le enseño a enfrentar los retos de la vida?… Grandes preguntas para las que no siempre tenemos grandes respuestas. Pero sí la idea clara de darles lo mejor.

Cada vez más padres y madres deciden que es importante que crezcan conscientes de que son parte de la naturaleza y que tienen una responsabilidad en el futuro de nuestro planeta. Hacer que sigan hábitos ecológicos es un claro ejemplo para ellos.

Hoy hacemos una recopilación de los hábitos que más nos gustan y con los que puedes empezar a educar a los más pequeños de la casa:

Fotografía: @imperfectayverde

Utilizar servilletas de tela.

Puede parecer algo sencillo, sin embargo; es un gesto que contribuye a evitar la tala de árboles. Además, nuestros hijos tomarán conciencia de ese hábito y seguramente desecharán los productos de “usar y tirar” cuando sea el momento.

Recoger agua de lluvia.

Más allá de enseñarles a cerrar al grifo para no desperdiciar agua, podemos mostrarles los recursos que nos proporciona la naturaleza. Recoger agua a través de recipientes en la terraza o el balcón cuando llueve para luego regar las plantas de casa es un ejercicio muy muy green.

Las 3 reglas de oro: reduce, reutiliza y recicla.

Gestos tan sencillos como llevar bolsas de tela, donar su ropa o juguetes o simplemente hacer manualidades con cartones reciclados; son ejercicios esenciales para todo buen ecologista.

Usar el transporte público o la bicicleta.

Además de hacer deporte estarás protegiendo el medio ambiente y generando ciudades menos contaminadas. Enséñales a moverse de una forma mucho más sostenible.

Respeto por la vida de animales y las plantas.

Hacer ecoturismo, visitar parques naturales es un plan perfecto para que crezcan conscientes de la naturaleza que les rodea. Haz que tus hijos e hijas dejen los lugares por los que pasan como los encontraron.

No más plástico.

Además de enseñarles a reciclar cada material en su respectivo contenedor, es importante ayudarles a encontrar soluciones más verdes para llevar sus meriendas, su agua o escoger alternativas más sostenibles: como usar cepillos de dientes de bambú o las pajitas de papel o pedir el helado en un cono de galleta en vez de un recipiente.

Huerto en casa.

Sin duda a veces tener un huerto en casa ya supone todo un reto para algunos… con niños no digamos. Aún así, es toda una experiencia para ellos y para nosotros poder cultivar los que comemos. Si plantar verduras en casa supone una tarea complicada, siempre puedes empezar por plantar legumbres o especias para aliñar sus platos favoritos.

Ventilar también es ecológico.

Ventilar de forma natural es un hábito que raramente se enseña pero que está relacionado con la salud en el hogar. Abrir las ventanas y renovar el aire de la casa enseñará a tu hijo a cuidar también del aire que le rodea; evitando también poner el aire si no es necesario. Dejar pasar una corriente de aire abriendo las ventanas siempre será mucho más saludable para nosotros y para el planeta que dejar el aire acondicionado encendido por 2 horas.

Si te han gustado estos consejos, compártelos con la comunidad @airtalesspain con el hashtag #joinairtales. Nos encantará saber tus estrategias y trucos para educar a tus hijos de forma más ecológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Language